Casa Rural

Casa Rural “Anita” fue construida en 1907 por un hombre del lugar que había hecho fortuna en las Américas. Siempre destacó por su majestuosidad “casi palaciega” y sus deslumbrantes muros de piedra rosada.

En el salón de la casa se respira el ambiente de una auténtica casa de pueblo, pensada para el descanso y el disfrute de los detalles.

Como repisas de las ventanas se han reutilizado las antiguas piedras de lavar. Integradas en la casa, se les ha buscado una nueva utilidad a los objetos antiguos.

Una cuna de madera es un macetero y asi un sinfín de detalles... ¡DESCÚBRELOS! 

La comodidad también se traslada al exterior. En el patio delantero puedes disfrutar de la calidez del sol veraniego en una acogedora terraza. 

En el posterior respirarás naturaleza a la sombra de árboles frutales y hermosas vistas de las montañas de Babia.